Cómo no superar una entrevista de trabajo

Fuente: http://www.expansion.com

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta una persona en su proceso de buscar trabajo es la entrevista. Según Randstad, sólo uno de cada cinco candidatos supera esta prueba.

Según la empresa líder en recursos humanos, el proceso de selección ahora consta de unas tres entrevistas, de media: con el director de RRHH, con el superior directo del puesto al que aspira y con el director del departamento, quien será el que tome la decisión definitiva.

Aunque en estos tiempos es complicado apuntar a alguna característica concreta que deba cumplir el candidato, la formación, la experiencia profesional y los idiomas se han consolidado como las tres patas fundamentales a la hora de encontrar empleo. Estos tres pilares son el principal motor que permite al aspirante encajar en una oferta de trabajo y destacar en el proceso de selección. Y no sólo eso. Estos patrones, tal y como explica Randstad, están adquiriendo mayor importancia entre los que ya cuentan con un empleo. Más de la mitad de los actuales trabajadores (57%) ha mejorado su formación durante el último año con el objetivo de adecuarse a los esquemas que demanda el mercado laboral.

“Los candidatos deben mostrar ante todo seguridad, ya que es muy importante que la persona transmita lo que realmente es tanto a nivel personal como profesional. Este hecho adquiere mayor importancia ante posibles complicaciones como contraofertas u otras negociaciones”, asegura Julián Rubio Rivas, coordinador de las áreas de Ingeniería, Logística &Transporte e ITC en Randstad Professionals.

Otro hecho destacable que ha detectado Randstad, a través de una encuesta realizada por su herramienta Workmonitor en 17 países europeos, es que un 63% de los españoles reconoce utilizar las redes sociales para prepararse de cara una entrevista de trabajo, cifra que le sitúa a la cabeza de Europa en esta materia, seguido a continuación por alemanes (61%), griegos (60%) y eslovacos (59%).

La importancia que tiene la entrevista en este proceso no es baladí. Quizá por ese motivo, Randstad ha enumerado los pasos que hay que seguir si se quiere tener éxito en esta tarea:

1) Preparación previa. El candidato debe informarse sobre el puesto al que aspira y sobre la empresa, su actividad y su situación actual. También debe prepara de nuevo su currículo, cuidar su aspecto personal y reflexionar sobre las preguntas más frecuentes que se suelen realizar.

2) Primer contacto. El aspirante debe ser puntual.

3) La entrevista. El comienzo de esta prueba también es importante. El candidato debe mirar a los ojos al entrevistador, dar un buen apretón de manos y dejar que el que le va a interrogar haga la primera pregunta y lleve la iniciativa. Debe mostrarse cómodo y relajado.

4) Claves. El candidato debe mostrar motivación, espíritu de cooperación y seguridad, así como tratar con respeto al entrevistador. Las respuestas deben ser concisas y claras.

5) Finalizar la entrevista. Informarse de cuál y cuándo es la siguiente etapa del proceso de selección. Una vez que termine la entrevista es importante analizar lo que se ha hecho bien y lo que no para reflexionar sobre lo que se debe mejorar.

La empresa líder en recursos humanos también da algunas pistas sobre lo que no se debe de hacer nunca durante una entrevista de trabajo:

1) No se debe hablar de todo aquello que nos ponga en una situación comprometida.

2) Hay que ceñirse a lo que se nos pregunta y no ser demasiado extensos en las respuestas.

3) No hablar de temas personales, más allá de aficiones e intereses.

4) No se debe hablar sobre salario en una primera entrevista, ya que se puede dar a entender que es lo único que nos interesa del puesto.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Entrevista de trabajo. Guarda el enlace permanente.