Las dinámicas de grupo en los procesos de selección

Fuente:  http://blog.wiseri.com/

Autora: Amelia Polo;  twitter @Amelia_Polo

La mayoría de nosotros nos hemos hecho esta pregunta en algún momento de nuestra carrera profesional. Y a pesar de las veces que hemos pasado por la misma prueba, siempre nos asalta la misma duda, ¿que tendré que hacer?

Con las dinámicas de grupo, ocurre lo mismo que con el dicho de que cada persona es un mundo, y es que cada dinámica puede ser totalmente diferente a la anterior.

La dinámica de grupo es una de las técnicas que algunas empresas utilizan en sus procesos de selección. Son situaciones simuladas, donde se plantea una situación problemática a un grupo de personas, para que en un tiempo determinado lleguen a un consenso o decisión.

Se pueden plantear diferentes tipos de simulaciones, desde una supuesta situación real de una empresa a una situación ficticia en un caso extremo.

El número de personas que forman la dinámica, oscila normalmente entre 5 o 8 personas, dirigidos por uno o varios moderadores.

El tiempo de duración de la dinámica suele ser entre 30 y 60 minutos aproximadamente.

El papel del moderador de la dinámica puede variar dependiendo del tipo de dinámica:

–    El moderador explica la prueba y se retira de la sala.

–    El moderador está dentro del grupo de forma oculta.

–    El moderador interviene en la prueba.

El objetivo principal de las dinámicas de grupo es conocer y analizar los comportamientos y actitudes de los candidatos. Este tipo de prueba se utiliza en procesos de selección más extensos en el tiempo, y es una forma de comprobar ciertas actitudes, que con otras pruebas de selección,  sería muy dificil de analizar.

Las actitudes y/o comportamientos que se buscan en los candidatos va a depender del perfil del puesto al que se esté optando. Por esto, es muy importante tener claro cuáles son las competencias acompañan al puesto ofertado.

Algunas de las competencias que una empresa puede buscar en sus candidatos son: iniciativa, liderazgo, diplomacia, convicción, seguridad, creatividad, organización, tolerancia al estrés, flexibilidad, tenacidad, meticulosidad, delegación, capacidad de decisión, comunicación persuasiva, trabajo en equipo,…Dependiendo del perfil del puesto, se dará más importancia a unas más que a otras.

Por ejemplo, si aspiramos a un puesto con un perfil comercial, lo más probable es que la empresa valore competencias como: la comunicación persuasiva, la orientación al cliente, negociación,  espíritu comercial,…

Por otro lado, si nos inclinamos por un perfil técnico, las competencias más valoradas serán: rigor técnico, organización y planificación, trabajo en equipo, …

Por tanto, nunca podemos olvidar que cada dinámica es diferente, y que dependiendo del perfil del puesto ofertado, se valorarán unos comportamientos y/o actitudes más que otras.

Y entonces,  ¿Cómo debemos comportarnos en una dinámica de grupo?

Si en cada dinámica van a buscar aspectos diferentes en mi, ¿cómo me comporto?, ¿qué tengo que hacer?

Aunque  es cierto, que cada dinámica es un mundo, hay una serie de consejos generales que sería recomendable seguir:

–    Relájate, los nervios pueden bloquearnos y hacer que nos comportemos de forma muy diferente a la que somos.

–    Presta atención a las instrucciones a seguir durante la prueba, y pregunta si no te queda algo claro, antes de comenzar.

–    No te vayas a los extremos: no estés callado todo el rato, pero tampoco hables siempre.

–    Expón tus ideas con claridad y seguridad. Recuerda que, en este tipo de pruebas, es más importante la forma de decir las cosas, que lo que decimos.

–    Mantén una actitud dialogante, abierta y participativa. No trates de imponerte al resto.

–    Intenta que todos los integrantes del grupo participen: Si ves que alguien todavía no ha tenido la oportunidad de participar, pregúntale sobre su opinión.

–    No interrumpas a tus compañeros, y si lo haces, pide disculpas.

–    No entres en ningún conflicto: expresa tu opinión, pero sin crear confrontaciones.

–    Aporta soluciones, respalda o rechaza una propuesta.

–    Intenta buscar el consenso.

Recuerda, que la intención de la dinámica de grupo es seleccionar a los candidatos que demuestren tener los comportamientos y/o actitudes que más se ajustan al perfil del puesto a cubrir.

En definitiva, afronta la dinámica de grupo como otra prueba de selección más, teniendo claro a que puesto optas y cuál es el perfil que se busca. Céntrate en lo que estás haciendo, olvídate de lo que te están evaluando y trata de ser tú mismo.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Selección de personal. Guarda el enlace permanente.